Fiel a una tradición que comenzó en 1973, Petit Lafitte, sucesor de Capitán Lafitte, es un pequeño y encantador hotel de playa rodeado de palmeras y bellos jardines en medio de una playa tranquila y con poca gente, enmarcada por la magia del precioso mar Caribe.

En este mundo en expansión, con enormes hoteles "todo incluido", nosotros, con orgullo, redefinimos la palabra lujo, a través de la atención personalizada de nuestra gente, los deliciosos platillos y bebidas servidos en una invitante atmosfera de sencillez.

Disfrute la quietud de una siesta en su hamaca colgada entre dos palmeras, escuche el murmullo del mar mientras lee un libro, o si lo que busca es acción, puede explorar buceando los arrecifes cercanos, o visitar los majestuosos sitios arqueológicos de la civilización Maya.

Cualquiera que sea su afición, creemos que en Petit Lafitte encontrará una combinación ideal entre el descanso, la aventura y la diversión, que le aseguran una experiencia verdaderamente inolvidable.